Vida después de la vida es la obra mediante la cual el psiquiatra Raymond Moody nos presenta los resultados de un estudio científico realizado por él mismo que parece demostrar la existencia del alma y de la continuidad de la vida después de la muerte.

Todo comenzó ejerciendo sus funciones como profesor en la facultad de psicología en la West Georgia College, donde alumnos suyos año tras año le planteaban casos similares, según los cuales algún familiar, conocido e incluso ellos mismos habrían sufrido una Experiencia Cercana a la Muerte tras la cual volvieron a la vida narrando un relato fantástico del que no darían crédito ni los propios doctores que asistían al fallecimiento, pues estos retornados narraban cosas tan inverosímiles como las conversaciones que habían mantenido los doctores fuera de la consulta con sus familiares.

 

Según el estudio de Raymond Moody, publicado en su obra, los retornados atravesaban diferentes etapas tras la muerte y lo más importante es que estas etapas siempre eran las mismas independientemente de la religión y las creencias de los afectados, a lo largo de todo el mundo. Dichas etapas son:

Vista de sí mismo desde el techo: Tras salir de su cuerpo o sentirse succionado hacia fuera, los retornados decían contemplar la escena desde el techo como si fueran meros asistentes al momento de su muerte. De esta etapa relatan situaciones y conversaciones que se daban en ese momento, tanto dentro del quirófano o el lugar en el que fallecían como en lugares lejanos, ya que relatan las víctimas que solo con pensar en algún familiar o amigo aparecían junto a él.

Visita de familiares fallecidos: En esta etapa del tránsito de la obra, los retornados relatan cómo se encontraron con familiares que parecían acudir para tranquilizarles y facilitarles su paso al más allá.

El juicio: en el cual las personas entrevistadas aseguran que vieron pasar ante sus ojos las escenas de toda su vida sintiendo en todo momento lo que hicieron sentir a los demás y considerando esta experiencia como un juicio o un acto de limpieza y purga antes de abandonar el plano físico.

El túnel, que aunque no se describe siempre igual, pues algunos dicen que se trata simplemente de una marcha hacia la luz a través de una oscuridad absoluta, como nunca imaginaron, otros cuentan que se vieron succionados a través de un túnel y en un caso perturbador un niño de 8 años declaraba que un demonio monstruoso se interpuso entre el túnel y él en el momento en que iba a recorrerlo, gruñendo: “¡ya te tengo!

La luz maravillosa: Todos dicen sentirse embargados por un amor infinito en el momento de llegar al final del túnel. Una luz tan clara y pura como nunca habían visto que parece venir de todas partes a la vez.

Lo que hay más allá: Aunque son muy pocos los retornados que han alcanzado esta fase, pues en algún momento u otro del proceso volvían a la vida, y no parece que supongan un número cuantificable en un estudio, sino más bien accidental. En cualquier caso, relatan en Vida después de la vida que llegaron a un lugar maravilloso en el que habían otros como ellos realizando distintos quehaceres, aunque las descripciones en esta etapa del proceso son muy vagas.

Vida después de la vida es una obra con la que por fin un científico publica un estudio riguroso sobre la trascendencia del ser humano y provoca al resto de la comunidad científica para que también colaboren investigando desde sus respectivos campos o para que critiquen el trabajo de Moody pero con fundamento y que, en definitiva, este objeto de estudio sea como cualquier otro que se puede estudiar, debatir, investigar y discutir sin que se abandone al ostracismo.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin