El comienzo de The rain temporada 2 me ha recordado, en parte, a stranger things y aunque después la historia ha tomado su propio rumbo y estilo, por un momento no habría sabido decir si las sensaciones eran buenas o malas.

 

¿Qué hemos hecho para merecer esto?

Es una de las frases más crudas que se pueden escuchar. En The rain temporada 2 la decían los padres de la pobre Sarah cuando el médico les explicaba todo acerca de la enfermedad de ella. Sarah protestaba diciendo que era ella la que iba a sufrir y sus padres la mandaban callar. Cuando llega el fin del mundo por fin deciden abandonarla y salir libres de la zona de cuarentena.

En el artículo anterior sobre The rain hablaba sobre un dilema moral que trataba sobre si la vida de una persona amada valía más que la de mil desconocidos. En este caso hablamos de «mi vida a cambio de tu vida» y aunque la frase se las trae, es especialmente dura cuando un padre la dice a un hijo.

Como padre me gusta transmitir a mis hijas que siempre voy a estar ahí para protegerlas incluso con mi vida, como creo que hacen la mayoría de padres. Es por ello que el dilema moral que se propone en esta ocasión a mi modo de ver no tiene ni si quiera la categoría de dilema.De la vida y la muerte

El complejo de super masculinidad

Como decía en el anterior artículo sobre The rain temporada 2, la sexualidad va a jugar un papel muy importante en ella, puesto que decidirá la supervivencia y las relaciones de los miembros del grupo. 

En este caso, Martin que hasta el momento ha sido un héroe cargado de virtud, se va a ahogar en su propia grandeza, pues el espectador y los personajes verán claramente lo diferente que se siente a los demás, especialmente con Simone.  Parece que una especie de antigua galantería o como se dice ahora, patriarcado blanco, le hace concebirse como su protector hasta tal punto que en todo momento se siente más fuerte y más inteligente que ella, y así se lo hace ver en varias ocasiones.De la vida y la muerte

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin