Susurros en gritos puede que sea hasta el momento el título más desconcertante de la serie The walking dead.

Cuando ya parecía que la serie tendería a repetirse hasta la saciedad y a perder el interés tras la historia de Negan que recordó al gobernador, llega una vuelta de tuerca que abre un hilo argumental innovador que promete al menos algunos números más sosteniendo el interés en esta serie.

Argumento principal

Tras Un nuevo comienzo, veremos cómo la calma que se nos presentaba se va a ver lógicamente interrumpida. Al fin y al cabo por bien que tuvieran organizada su nueva sociedad no deja de ser un oasis en medio de un caos devorador que lo arrasa todo a su paso.

En Susurros en gritos descubriremos un nuevo enemigo que promete ganar entidad a lo largo de la serie. Me refiero a los susurradores; un extraño grupo que ha aprendido a vivir en simbiosis con los zombies, lo cual es una idea muy innovadora en este universo.

Se trata de humanos que siguen al rebaño de zombies, completamente integrados y protegidos por él, viviendo como lo hacen ellos, reduciendo su dimensión humana a la mínima expresión.De la vida y la muerte

Nuevos elementos argumentales

Hay tres ideas que me llaman mucho la atención de este libro. La primera es el hecho de escuchar a los zombies susurrar palabras, lo cual es una idea tan absurda y tan loca que mantiene al lector pegado al libro completamente intrigado.

Otra idea habla sobre el proceso de deshumanización de Carl, que ya de niño asesinó a otro niño porque lo consideró peligroso para el grupo. En esta ocasión afirma «nunca pensé en ellos (los zombies) como en personas que han estado vivas antes».

Esto a nivel simbólico dice mucho. Un hombre necesita dejar de considerar a otro como humano para terminar con él, de ahí expresiones como «eres un perro», pero es ese momento en en que deshumaniza aun semejante cuando él mismo se convierte en un monstruo, siendo él deshumanizado en realidad.

En esta serie se habla mucho acerca de la deshumanización del ser humano y se plantea al hombre como un enemigo mucho peor que los zombies. En ese sentido, en Susurros en gritos Carl afianza esa idea; se ha ido degradando como su padre, ha ido dejando atrás su humanidad y ha pasado a ser considerado como un posible enemigo temible por algunas personas.

La tercera idea que me ha llamado la atención en Susurros en gritos es sobre la nueva ley de «no matar», completamente contraria a la que imperó hasta entonces «El que mata muere». Este cambio supuso una redención a medias para Rick, su padre y podría suponerlo también para él.De la vida y la muerte

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin