Hoy os presento la Serie Drácula de Netflix. Un auténtico hallazgo y una gran serie que pese a no ser perfecta es una grandísima aportación al universo vampírico, principalmente porque retoma la tradición vampírica mucho antes de que a los nuevos autores se les “fuera la pinza” innovando acerca de la naturaleza vampírica y humanizando a los vampiros más que al propio ser humano, siendo un vampiro prácticamente un poeta del renacimiento.

Con la Serie Drácula me llevé una grandísima sorpresa porque después de verla la considero una gran obra maestra y una apuesta muy valiente ya que recupera el mito vampírico ancestral tal y como era en su origen y lo plasma con toda su crudeza. Como comenté en el artículo “Vampiros famosos y otros malos”, la evolución del vampiro ha ido acorde a la evolución del ser humano y su perspectiva del mal, hasta el punto de que los vampiros pasaron a ser prácticamente seres humanos hipersensibles que necesitan saciar su sed de sangre. Sin embargo son tan humanos que tratan de alimentarse de asesinos y sociópatas e incluso de ratas, como en el caso del dulce Louis, de Anne Rice.

La naturaleza vampírica

El mito

La serie retoma la tradición vampírica desde el principio, desde las leyendas antiguas de la vieja Europa del este, según las cuales, por ejemplo, cualquiera que hubiera sido asesinado por un vampiro podía convertirse o no a su vez en vampiro, motivo por el que los muertos eran enterrados boca abajo, a veces decapitados y a veces mutilados con una estaca en el corazón.

También toma algunos detalles del universo que diseñó la gran escritora Anne Rice en sus crónicas vampíricas. Detalles como que el vampiro mientras bebe la sangre de sus víctimas adquiere conocimiento acerca de la misma, aunque en la serie Drácula este hecho se trata de una forma mucho más amplia.De la vida y la muerte

Innovación

La serie Drácula también innova en cuanto a la naturaleza vampírica y de forma muy interesante. Por una parte, cuando un vampiro se alimenta de su víctima no solo adquiere conocimiento acerca de la misma sino también absorbe sus conocimientos sobre el mundo, permitiéndole por ejemplo aprender idiomas o cualquier otra cosa.

Este hecho es fundamental para el desarrollo del personaje Drácula, puesto que se dice en la serie que ha habido muchos vampiros a lo largo de la historia pero que este era el mejor porque solo él había dejado de ser una bestia para convertirse en un hombre cultivado y exquisito, gracias principalmente al cuidado que ponía en su dieta. Sin embargo los otros vampiros son mostrados prácticamente como zombies descerebrados y embrutecidos.

Posiblemente el vampiro bestial y salvaje de la serie Drácula haya supuesto un auténtico shock para una generación que ha crecido con esa imagen romántica del vampiro en obras como crepúsculo que no dejan de ser una historia de amor camuflada en una falsa historia sobre monstruos.De la vida y la muerte

El vampiro de Anne Rice

Desde las crónicas vampíricas de Anne Rice un vampiro podía convertir voluntariamente a otro compartiendo su sangre con él en un acto cargado de erotismo en el que ambos compartían imágenes, recuerdos y sentimientos de forma muy intensa. Sin embargo la Serie Drácula recupera la tradición original según la cual un ser humano que ha muerto a manos de un vampiro puede volver a levantarse convertido en un no muerto sin que medie la voluntad del vampiro en ello.

A menudo se convertían en bestias descerebradas que volvían a casa para alimentarse de su familia y propagar así el mal. Vemos cómo en la serie se muestra una visión muy acertada del vampiro, se habla de que en casi todos los casos no son más que guls sin alma y en algunos casos son auténticos vampiros, pero salvajes y estúpidos; sin embargo Drácula es diferente, es un vampiro que no perdió su identidad en el proceso y que ha conseguido volverse más inteligente y más refinado; es una bestia con un disfraz humano perfecto.

Anne Rice, para mí la autora que dio el paso definitivo al vampiro que interioriza sentimientos, describió también a esta clase de vampiros como en un intento de mostrar al lector el pasado y el futuro de la naturaleza vampírica en la literatura. En “Lestat el vampiro” se describe cómo Lestat, que se creía único, encuentra por el bosque auténticas bestias a quienes ni si quiera se atreve a llamar semejantes, y sin volver sobre el tema declara que decidió mantenerse alejado de ellos, lo que parece un simbolismo muy claro de la intención de la autora con la modernización del vampiro.De la vida y la muerte

El beso del vampiro

La Serie Drácula sorprende con lo que el conde es que es capaz de provocar con un beso. Si Anne Rice narraba cómo el beso del vampiro suponía un intercambio de información vital entre este y su víctima, llegando a conocerle íntimamente, en esta serie ocurre algo similar.

No se le puede llamar propiamente beso porque ha existido la clara intención de recrudecer la historia; el vampiro no clava sus colmillos sino que abre una herida en su víctima utilizando sus uñas y derrama muchísima sangre, al contrario que los arlequines afeminados de Anne Rice.

En cuanto a la transmisión de información, en la Serie Drácula es unidireccional y Drácula no solo conocerá a su víctima a través de la sangre, sino que aprenderá los conocimientos de su víctima, siendo este su modo de evolucionar. Sin embargo lo más interesante porque supone una auténtica aportación, quizá la única de la obra, al universo vampírico, es el hecho de que Drácula es capaz de hacer vivir a su víctima una fantasía completa mientras absorbe su sangre. Drácula diseña el universo y las cosas que van a ocurrir para que su víctima se sumerja plácidamente en él y sirva plácidamente de alimento a la bestia.De la vida y la muerte

El miedo a la cruz

Desde el primer episodio vemos que hay un gran interés argumental acerca de las debilidades de los vampiros; qué elementos del saber popular son reales y cuáles son simplemente mitos. Se hace mención persistente acerca de esto, por lo que se adivina que va a ser muy importante para el desenlace de la historia.

En este caso, en la Serie Drácula es el propio vampiro quien habla acerca de su miedo a la cruz, después de que sea destapado el hecho de que en realidad no puede herirle. ¿Cuál es la fuerza entonces que hace que no pueda hacerle frente? Claramente se nos dice que es el miedo, pero ¿por qué iba a tener miedo el vampiro? Él mismo lo explica diciendo que tras siglos alimentándose de campesinos temerosos de Dios, sus miedos han pasado a formar parte de él, lo cual es inmediatamente rechazado por Agatha, aunque esa explicación fuera muy atractiva y supusiera una crítica velada a la política de la iglesia, que se ha basado en el temor en lugar de en el amor.De la vida y la muerte

Desconcierto

La Serie Drácula es el desconcierto absoluto. El comienzo del tercer capítulo con esa horrible pesadilla lo es en sí mismo “¡ha visto mi mano, capitán!” Es profundamente inquietante. Por otro lado hablábamos del beso vampírico y lo que argumentalmente la serie va a ser capaz de hacer con nuestra mente. Por último, esta pequeña serie de tres capítulos va a transformar el universo en el que se desarrolla la historia en cada uno de ellos, siendo cada vez más desconcertante la transformación, lo cual rompe la continuidad de la estética y el formato y aunque se corre el riesgo de echar a perder la atención del espectador, en cierto modo dota a la serie de una riqueza especial.De la vida y la muerte

Las normas de la bestia

Así es como se llama en realidad el primer episodio, sin embargo podría haber sido el nombre de la serie de no ser porque no resultaría tan atractivo como el que realmente tiene. Las normas de la bestia; sus debilidades, sus fetiches y sus miedos son, como descubrimos al visualizar este desenlace lo que motiva toda la serie y el elemento fundamental en que esta se basa.

En el último episodio este vamos a descubrir toda la verdad acerca de estos miedos y de estas “normas” que guían la conducta de Drácula. Esta ha sido la obsesión de Agatha desde el principio y dicha obsesión ha parecido desconcertar a Drácula de algún modo desde el primer encuentro entre estos personajes.De la vida y la muerte

Agatha Van Helsing

Hay que destacar la aparición de la hermana Agatha Van Helsing, un personaje que va a suponer un alivio a la tensión que la historia genera y va a hacer disfrutar durante unos momentos al espectador con el momentáneo control que ejercerá sobre el vampiro. Además es el personaje encargado de explicarnos lo que el espectador debe saber sobre la naturaleza vampírica y nos muestra la bestialidad que se esconde tras ese aparente refinamiento.De la vida y la muerte

La doble Agatha

A pesar de todo la Serie Drácula personalmente me parece bastante decepcionante en distintos sentidos. Para empezar, no narraré cómo para no estropear la historia, pero me parece muy decepcionante cómo argumentalmente se ha introducido de nuevo el personaje de Agatha, clonándolo y haciendo que ambas participen de la historia; un modo de transferencia de información en el espacio y el tiempo que parece igualar las tornas con Drácula, que acumula sabiduría por su inmortalidad. Parece que la ventaja de Drácula se encuentra en que coge desprevenidas a sus víctimas, como ocurrió con el pobre Harker en el primer episodio, pero ¿y si su víctima lo sabe todo acerca de él?

Por otro lado el final de la historia. Es absolutamente sorprendente y muy innovador en cuanto al universo vampírico. Honestamente, como seguidor de la tradición vampírica a través de la literatura, me ha parecido muy interesante esta aportación. Sin embargo en mi opinión esto crea una dificultad argumental muy difícil de superar por varios motivos, lo cual lleva a lo que considero un final decepcionante.De la vida y la muerte

Valoración

La serie Drácula es espeluznante al principio y te mantiene pegado al sillón, estremeciéndote por momentos, aunque poco a poco va perdiendo esa fuerza inicial y va cobrando cada vez más interés argumental. Es la serie que uno empieza a ver porque le espanta y termina de verla porque le interesa  profundamente.

Me llamó mucho la atención el hecho de que Drácula rejuveneciera a medida que Harker iba envejeciendo y enfermando. Por otra parte, la crudeza del vampiro me deja helado porque va acompañada de un refinamiento exquisito. La naturalidad con que le pide que escriba sus cartas por adelantado por si le ocurre algo, condenándolo, es escalofriante.De la vida y la muerte

Opiniones finales con spoiler

Las transiciones espaciotemporales entre capítulos me parecen muy interesantes. La que ocurre en el capítulo dos, cuando descubrimos que parte de lo que está ocurriendo existe solo en la mente de Agatha me parece apasionante. También me parece apasionante la manera en que se presenta la incursión de Drácula en la actualidad. Sin embargo esto provoca una dificultad argumental y en mi opinión las dificultades argumentales de la serie se han resuelto bastante mal, dando como resultado dos situaciones que en mi opinión estropean el argumento.

Me parece un poco ridícula la forma en que el abogado consigue liberar a Drácula de la celda de seguridad en la que se encuentra. Es una forma de introducir al servidor de Drácula en la novela, aunque no hacía falta hacerlo, ni hacía falta quizá que el vampiro acabase en una celda de seguridad en la serie Drácula.

Por otro lado, el final es sublime. Esa imagen del conde mirando directamente al sol, aunque parece un poco ridículo que haya tenido que ser Agatha quien le haga ver que sus miedos son infundados y que el sol no puede destruirle. Por otro lado, el fin de Drácula no está suficientemente justificado. Lo habría estado si se hubiera mostrado a un vampiro atormentado que parece buscar algo que no encuentra, devorado por el tormento o la nostalgia de los eones del tiempo. Sin embargo se nos ha mostrado en todo momento a un monstruo incapaz de albergar sentimientos.De la vida y la muerte

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin