Poltergeist 1982 la recuerdo como una de las películas más aterradoras de mi infancia. Lo que hace única a esta película es que está tocada por la magia de Steven Spielberg, que creó con ella una especie de terror familiar un tanto subido de tono de terror, con unas actuaciones maravillosas y siempre ensalzando la vida familiar de los años 80. Spielberg llega a provocarnos cierta nostalgia por un estilo de vida que no hemos vivido pero que hubiéramos querido vivir…

(Escucha el podcast de arriba para un análisis más detallado, lo que escribo a continuación es una breve reseña).

Una de las cosas que a mi modo de ver hace de Poltergeist 1982 un título verdaderamente entrañable, es el hecho de que se ensalza los valores familiares; el papel del padre y de la madre en la familia, una perspectiva de la realidad muy sesgada por la visión infantil de los hijos y ese sabor ochentero que ya entonces convertía películas como esta en títulos muy especiales. Tiene un sabor especial que como decía arriba es capaz de hacernos añorar algo que no hemos vivido.

Sin embargo el tema fundamental de Poltergeist 1982 es bastante escalofriante; muertos que vuelven de sus tumbas airados para acabar con los vivos con presencias fantasmales y físicas y una inmersión completa en una especie de realidad alternativa de una fantasía maldita. Así al menos es como lo viví de niño. Todo aquello parecía posible.

 

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin