Paranormal activity 4 vuelve de nuevo al presente (2011) en esta línea temporal que va bailando de título en título y retoma la historia desde donde se dejó en el segundo título. Esta vez la historia trata sobre una familia que no tiene nada que ver con Katie ni con Kristie, aunque luego descubriremos que son los vecinos del nuevo domicilio de Katie.

Nuevos elementos de terror

Como en todos los títulos de la colección, en Paranormal activity 4 se muestra una innovación en el terror basado en una cámara subjetiva. En esta ocasión se trata de videoconferencias que mantiene la protagonista con su novio. En esta ocasión veremos cómo ella abandona el ordenador para ir al cuarto de baño y de pronto se queda el encuadre mostrando únicamente la habitación.

Este elemento mantiene la misma clase de tensión que en la tercera entrega o en El resplandor; cuando la chica no está en el encuadre el espectador espera que ocurra algo y no sabe cuándo lo hará. La tensión se va acumulando haciéndonos esperar un susto inalcanzable que no llega, aunque cuando lo haga parece que será demasiado para nosotros.

Estas videoconferencias también se trasladan al móvil a través de videollamadas, teniendo en imagen el rostro asustado de ella llenando prácticamente todo el encuadre, con un fondo oscuro e inquietante. El movimiento que ella va describiendo hace que percibamos sutilmente ciertos elementos en dicho encuadre

Otro nuevo elemento es el famoso Kinect de Xbox 360; el dispositivo que reconoce el cuerpo del jugador y lo convierte en un mando, de forma que el jugador se mueve y el personaje del videojuego lo hace también de la misma forma, por lo tanto, cuando no quedan personajes en el encuadre pero el kinect está enchufado se genera también mucha ansiedad en el espectador.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin