Paranormal activity 3 no es una tercera parte sin más de un título que se quiere exprimir al máximo. Al contrario, se trata de una saga con episodios perfectamente planificados que en su conjunto cuentan una historia completa. Cada una de las películas narra el episodio ocurrido en una de las familias; un suceso en la línea del tiempo que se resuelve pero que no tiene sentido completo sin haber visto el resto de cintas.

Argumento

En Paranormal activity 1 se había dado la pista de que la manifestación del mal correspondía a un demonio, no a fantasmas, por lo que no podemos hablar de casa encantada. Por otro lado se hablaba de un supuesto pacto con el demonio en el pasado; fortuna a cambio del primer hijo varón que hubiera en el linaje.

En Paranormal activity 2 veríamos cómo la historia da un salto atrás y entendemos por qué el demonio se centra Katie en la primera cinta, aunque ya se establece una dinámica en la colección y es que después de despejar cada duda se plantearán otras nuevas.

Por fin en Paranormal activity 3 vamos a dar un gran salto atrás, hasta 1988, momentos en que Katie (la protagoniasta de la primera) y Kristie (la protagonista de la segunda) eran niñas. En esta cinta conoceremos a Toby (el demonio) que al principio parece amistoso aunque después la historia se complicará.

Nuevos elementos de terror

En cada título de esta colección se incorpora una innovación. Si empezamos con la cámara subjetiva como en El proyecto de la buja de Blair y seguimos con cámaras fijas de seguridad y sucesos que ocurrían ajenos a los protagonistas, en Paranormal activity 3 se presenta una cámara oscilante que nos mostrara imágenes muy perturbadoras. La cámara enfoca un lugar de la habitación, se desplaza sesenta grados y cuando vuelve se ha modificado algún elemento del encuadre.

Por otro lado, sin hacer spoiler, Paranormal activity 3 termina con una escena absolutamente terrorífica que nos rompe los esquemas, que desconcierta profundamente y que provoca una gran ansiedad e impaciencia por ver el siguiente título.

El juego de Blody Mary al que juegan las niñas provoca una gran expectación en el espectador. Ellas dicen estas palabras ante el espejo a oscuras y supuestamente aparecería un espectro que las asesinaría. Se trata de un juego infantil que no tiene aparente trascendencia en el universo de Paranormal activity 3, sin embargo, al igual que en El resplandor esperamos que en una de estas ocasiones se produzca algún suceso que nos haga saltar de la silla.

En cuanto a los sustos hay que reconocer a Paranormal activity 3 que es una obra maestra. Te hará saltar de la silla, quizá solo cuatro o cinco veces, pero saltarás varios centímetros. En mi experiencia la he visto con auriculares y el efecto del susto está muy bien logrado.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin