Con Paranormal activity, presento el comienzo de una saga verdaderamente inquietante que en su momento revolucionó el género del cine de terror. Quizá una de las cosas que más terror provoca del universo Paranormal activity es que parece plausible. La cámara subjetiva y el misterio que provoca no mostrar sino solo sugerir crean un ambiente que seguro que te sobresaltará más de una vez.


(Escucha el podcast de arriba para un análisis más detallado, lo que escribo a continuación son solo algunos detalles complementarios y una breve reseña de la obra).

Después del enorme éxito que cosechó El proyecto de la bruja de Blair (1999), una película que revolucionó el propio concepto del cine de terror, llegaron otras diseñadas bajo la misma premisa; crear una historia plausible, filmarla con cámara subjetiva, con adolescentes, sustos y un mal que es invisible pero que presentimos durante toda la historia. Todo esto, fuera o no creíble para el espectador, sí que conseguía al menos una inmersión muy personal en el universo de la obra, de manera que poniendo de su parte podía llegar a sugestionarse lo suficiente como para saltar varias veces del sillón.

Paranormal activity fue en mi opinión el último vestigio y el máximo exponente de esta clase de cine que duró algo más de una década. Si bien hasta la fecha el resto de películas que siguieron la estela de El proyecto de la bruja de Blair trataban de emular cada uno de los recursos de la misma, Paranormal activity supuso una reformulación que trajo frescura y que nuevamente llegó a resultar muy inquietante y hasta cierto punto creíble. En este caso la acción ya no transcurre en un bosque perdido en algún lugar de los Estados Unidos, sino que podría ocurrir en tu propia casa, siendo este el concepto más perturbador.

Es fácil encontrar ciertas similitudes entre La casa fantasma (1988) y Paranormal activity. Me refiero a los objetos que se mueven solos durante la filmación de una cámara fija. El espectador sabe que va a ocurrir algo y el suspense aumenta hasta que finalmente ocurre. Esto que fue innovador en el año 88 dentro de una película que pasó sin pena ni gloria a la historia es desarrollado magistralmente 21 años después por Paranormal activity.

 

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin