La puerta 1982

La puerta 1982, de Tibor Takacks es una de esas películas de terror con sabor a los años 80; un niño como protagonista y un argumento algo infantil como epicentro de todos los fenómenos; el terror materialista ochentero, época en la que se dejaba muy poco a la imaginación y los distintos productores competían por desarrollar al monstruo más aterrador del momento…

Una película fantástica si has nacido en los 80 y buscas un título divertido para ver en halloween que te recuerde tu infancia. Este título conserva gran parte de la gama de sabores de esa gran década en la que se producía cine de terror a diestro y siniestro y sin complejos; muy lejos de una actualidad llena de secuelas en que las productoras apuestan pocas veces por nuevas ideas.

 

 

ESQUEMA DEL EPISODIO QUE PODRÁS ESCUCHAR EN EL PODCAST DE ABAJO

  • Protagonista
    • Un joven Stephen Dorf, contrahecho, con una actuación terrible que poco hacía prometer una carrera futura en el mundo de la interpretación.
  • Terror juvenil; recuerda otros títulos como «Una pandilla alucinante» o » el secreto de Joey»
  • Argumento
    • Mensaje oculto dentro de un vinilo de un grupo de rock demoníaco (cliché de los 80)
    • Una grieta en el jardín: ¿la puerta del infierno?
    • Dos niños harán gala de su amistad luchando contra el mal para cerrar la puerta.
  • Tema: El fin de la niñez.
    • La hermana del protagonista (Stephen Dorf), se ha hecho mayo y ha dejado de lado a este y a su vecino para integrarse en un grupo de adolescentes. Sin embargo serán los tres juntos los que lucharán contra el mal.
    • Mal trabajada nostalgia por la pérdida de la niñez. Es difícil captar un tema para la película hasta el final de la misma. No hay emotividad y si la hay la pone el espectador.
  • Demasiado gore para un niño y terror demasiado inocente para un adulto. Es difícil encontrar un público en la edad ideal.
  • Clichés explotados en La puerta 1982
      • Los demonios detrás de las paredes
      • Mira debajo de la cama
      • Papa, vuelve a mirar dentro del armario.

Años 50, Estados Unidos. Un joven psiquiatra recién graduado se enfrenta a su primera experiencia en un centro olvidado por el gobierno. Los pacientes, con sus singulares teorías pondrán a prueba la cordura de Adam Smith hasta hacerle perder todo apego con la realidad.
La historia parte de una posición cómoda que nos sumerge poco a poco en lo que parece una historia de terror, hasta que se convierte en un thriller psicológico de máxima tensión cargado de un humor negro un tanto desquiciado.

Si te ha gustado también te interesará:

 

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin