El doble es una de las figuras literarias más misteriosas y extrañas y a pesar de que se trate de un personaje clásico en la historia de la literatura no ha sido usado demasiadas veces. Condiciones, todas, que cumple también otro singular personaje como es el hermafrodita. Ambos, sin embargo los podemos encontrar en la obra El golem, de Gustav Meyrink.

El doble es una figura de impacto. Es el que aparece en la historia y cambia la vida de los personajes para siempre. Según Meyrink, ya aparece en la cábala judía y el encuentro con él supone el aprendizaje de grandes enseñanzas o la propia perdición de quien lo encuentra. Pero ¿quién es el doble?

Físicamente le veríamos como a nosotros mismos, pues su cuerpo es idéntico al nuestro, sin embargo la esencia que habita dentro de él es a todas luces distinta. Son estos dos elementos que integrados en un mismo personaje lo convierten en absolutamente aterrador. Puede que no lo veamos así a través de la distancia existente entre una obra literaria y la vida real. Sin embargo, podemos encontrar la huella del personaje el doble incluso en obras que cuentan hechos reales y vivencias personales.

EL DOBLE EN LA VIDA REAL

Si estás interesado en la temática de la demostración de la existencia del alma y de la vida eterna a través de medios científicos, seguramente conocerás al doctor Raimond Moody, pionero en la materia, filósofo y psiquiatra que impartiendo clase en universidades como West Georgia College, le llamó mucho la atención que numerosos alumnos a lo largo de sucesivas promociones, le pidieran su opinión, como profesor de psiquiatría sobre casos de familiares que habrían estado clínicamente muertos y habrían vuelto a la vida narrando una serie de experiencias transformadoras.

El doctor Moody emprendió una investigación estadística y recogió miles de casos con una estructura similar y reconocible que parecían demostrar que la vida no termina con la muerte. Sin embargo, a lo largo de dicha investigación encontró un caso relacionado con el doble, que aunque no parecía tener nada que ver con el tema de la obra, me pareció interesante y aterrador. Se trata del caso de una pareja que volviendo una noche a casa, están abriendo la puerta de la entrada en el porche y escuchan un chasquido en la rama de un árbol que había a su espalda. La pareja miró arriba para descubrir que subidos a una rama había una réplica exacta de él y de ella que les observaban y parecían reír.

DE LA VIDA Y LA MUERTE

Otra aparición del personaje el doble, lo encontramos en la obra De la vida y la muerte, esta vez de ficción, en el que el protagonista se encuentra consigo mismo o con lo que parece una burla para su desesperación  en uno de los momentos más angustiosos de toda la obra. En este caso, el doble parece tener una gran sabiduría que poner al alcance del personaje principal junto con la llave de su salvación, pero cuidado, porque cuando hablamos del personaje el doble nada es lo que parece y nuestra alma corre un peligro inminente.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin