Descubrí las películas de zombies por el año 97. Ver este tipo de cine con mis amigos en la adolescencia suponía en sí mismo un acto de rebeldía contra los valores familiares; la típica crisis adolescente. En su momento, desde una lectura muy superficial El amanecer de los muertos vivientes me parecía me parecía una “fricada” a causa de algunos detalles como cabezas que explotan y demás, y sin embargo La noche de los muertos vivientes la reconocía como el gran clásico del género al que rendir culto.

Sin embargo ahora, aplicando una lectura adulta y viendo todo lo que ha venido después en esta gran moda del género, reconozco El amanecer de los muertos vivientes como una película clave y quizá la más influyente en el género, ya que introduce muchas de las claves que se sigue trabajando en la actualidad.

Algunos detalles cutres

Como decía, las cabezas de los zombies estallan como si fueran sandías, lo cual da esa sensación de cine “frikie” a la que me refería. Por otro lado, ya estamos casi en los 80 y algunos aspectos se siguen trabajando como en el cine de los 50, incongruentemente, porque en los 50 se trabajaba con una imagen muy limpia, sin sangre y sin sufrimiento, como ocurre en este título en que con un tiro en el estómago tienes un muerto que ya no se mueve, e incluso ocurre lo mismo con un tiro al aire.

Además de eso, en algunos momentos de la película veremos cómo para justificar que unos zombies tan lentos y torpes puedan morder a un humano, a este se le dota al parecer con el cerebro peor equipado de la humanidad, mostrando una torpeza y falta de inteligencia y sentido común insólitos; solo así los zombies consiguen transmitir la plaga, al menos al principio de la cinta.

Otro aspecto cutre de El amanecer de los muertos vivientes es que a la intención de dar una gran crudeza a los mordiscos, se le suma la falta de oficio y de técnica, por lo que en ningún caso parece una escena realista, simplemente sangrienta, al estilo de las películas del subgénero gore que se explotarían poco después.

El último aspecto negativo de la cinta que voy a señalar es la aparente falta de situación de los personajes, cuyas miradas y actitudes intentan estar en contexto aunque los actores no parecen creerse ninguna de las escenas. Esto en muchas ocasiones rompe la tensión que se va formando durante el desarrollo de la historia.De la vida y la muerte

Grandes virtudes de El amanecer de los muertos vivientes

A pesar de lo escrito hasta ahora El amanecer de los muertos vivientes es una gran película del género que ha innovado mucho y que ha sentado muchas de las bases a partir de las que se han desarrollado toda clase de productos sobre el universo zombie. Algunas de estas claves son:

Grupo heterogéneo de supervivientes: como ya vimos en La noche de los muertos vivientes. Sin embargo en esta cinta hay menos personajes pero cada uno de ellos queda muy definido y tiene un papel importante en la historia.

El centro comercial: Esto se ha convertido en algo casi universal; montones de producciones posteriores se han desarrollado en centros comerciales o han transcurrido en parte en ellos. Lo que se pone de manifiesto en El amanecer de los muertos vivientes es la necesidad de fortificarse en algún lugar lleno de recursos, pues no se plantea la mera supervivencia al ataque, sino también se planea una supervivencia a largo plazo.

El ser humano como la bestia: Como en The walking dead o incluso en The road, se muestra al ser humano como el mayor peligro al que los supervivientes se enfrentan. A menudo haber conseguido un buen lugar en el que sobrevivir hará de este un lugar difícil de defender y paradójicamente un lugar en el que es fácil morir.De la vida y la muerte

El disimulo del fumador

Me llama la atención un gesto muy humano y la naturalidad en que es tratado en El amanecer de los muertos vivientes, que recuerdo mucho en mi época de fumador. Me refiero al momento en que un soldado pregunta a Stephen, el piloto, si tiene un cigarro y este con naturalidad responde que no, a su vez pregunta a su pareja si ella tiene, mostrando interés en que el soldado consiga su cigarro y cuando finalmente abandona la escena ante la negativa de ella ambos sacan un cigarrillo y lo encienden.

No sé qué tendrán los cigarros, si será por el poder psicológico que ejercen sobre el fumador, que en todo momento sabe cuántos le quedan en la cajetilla y tiene más o menos pensado cuándo y dónde tendrá que comprar la siguiente porque en el momento en que se acaban comienza inmediatamente el síndrome de abstinencia.

Al mismo tiempo era considerado como un acto atroz negar un cigarrillo a alguien que lo necesita y que se adivinamos que está sufriendo, pero existe la máxima que dice “los vicios se los paga cada uno”, por lo que por una parte el fumador no podía permitirse andar por ahí regalando caros cigarrillos y por otra no podía negarlos, por lo que era curioso el disimulo con el que se esquivaban esa clase de situaciones, dejando al otro con ganas de fumar y cómo estas se reflejaban en nosotros e inmediatamente, cuando había desaparecido el peligro sacábamos y encendíamos uno, sintiéndonos tremendamente felices por no ser él.De la vida y la muerte

Guiño a la noche de los muertos vivientes

Cuando los cuatro personajes de El amanecer de los muertos vivientes están buscando un lugar en el que fortificarse, sobrevuelan con el helicóptero la casa de La noche de los muertos vivientes al amanecer, momento en que si recordamos, los rangers y un montón de voluntarios tejanos hacían una batida eliminando zombies. Esta batida aparece en la escena, con lo que se ha procurado hacer ver que ambas historias ocurren en el mismo universo, de modo que mientras el pobre Ben, el protagonista de la otra película se asoma por la ventana pidiendo ayuda, Stephen y los demás se dirigen al centro comercial.De la vida y la muerte

Consumismo devorador

Y no van nada más ni nada menos que al centro comercial. El amanecer de los muertos vivientes muestra el consumismo terrible de occidente. No solo los zombies se mueven obsesionados por devorarlo todo, sino que ya lo hacían en vida, al igual que lo hacen los personajes de esta historia, que corren entusiasmados como niños por los pasillos de un centro comercial vacío en el que basta con tomar algo para hacerlo tuyo.

Por otro lado vacío, vacío no está, porque se encuentra plagado de zombies que no han muerto allí y no han ido allí por casualidad, sino que han vuelto al lugar más importante de sus vidas para seguir consumiendo, solo que en esta ocasión en lugar de consumir bienes de la clase media buscarán carne viva que devorar. Esto que parece un argumento muy moderno apareció en el año 70 con este título e inspiró montones de películas, cómics, juegos de rol, de mesa, videojuegos, etc.De la vida y la muerte

El elemento disruptor

Si en La noche de los muertos vivientes Cooper era el personaje que hacía peligrar a todos por su egoísmo y estupidez, en El amanecer de los muertos vivientes será Stephen el que a través de decisiones incomprensibles y egoístas pondrá a todo el grupo en peligro una y otra vez, y aunque no carece de humanidad como espectador deseé que lo abandonaran de una vez. Lo cierto es que Stephen provoca una bifurcación a partir de la cual habrá que tomar una decisión; todo marcha muy bien hasta que este personaje influye negativamente en la historia.De la vida y la muerte

Algunas consideraciones más

Me parece muy interesante que en El amanecer de los muertos vivientes ya se habla de bombardear los grandes núcleos urbanos para debilitar la propagación de la plaga, argumento que se ha utilizado y se sigue utilizando mucho actualmente, siendo considerada esta como una idea muy moderna, cuando en realidad comienza con el comienzo de los zombies en el cine.

Por otra parte, el pequeño apartamento que se fabrican en la sala secreta es el sueño de Max Brooks en su Guía de supervivencia zombie, en la que el hijo del famoso director Mel Brooks se plantea cada ínfimo detalle sobre esta problemática como si esta fuera real, produciendo con ello una obra extremadamente amena y divertida, para la realización de la cual se basó en la filmografía del género y cómo no en El amanecer de los muertos vivientes, a mi modo de ver la película sobre zombies más importante de la historia.De la vida y la muerte

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin