Drácula 1×2 narra el viaje en barco del vampiro hacia Inglaterra, como ya ocurrió en la obra de Bram Stocker aunque de una forma adaptada y muy personal. Si en la novela no se describía nada pero se decía que el vampiro se alimentó de la tripulación durante el viaje, con esta temporada esperamos que quizá se nos cuente cómo ocurrió, aunque no va ser exactamente así. Este capítulo muestra un ingenio argumentativo total. No voy a contar prácticamente nada acerca de la historia porque no me gusta hacerlo, pero a medida que avances en el episodio vivirás giros argumentales que dan vértigo.

El beso del vampiro

Drácula 1×2 sorprende con un concepto que ya se empezó a vislumbrar en el episodio anterior aunque al menos para mí no había quedado claro del todo. Me refiero a lo que es capaz de provocar el conde Drácula con un beso. Sin Anne Rice narraba cómo el beso del vampiro suponía un intercambio de información vital entre este y su víctima, llegando a conocerle íntimamente, en esta serie ocurre algo similar.

No se le puede llamar propiamente beso porque ha existido la clara intención de recrudecer la historia; el vampiro no clava sus colmillos sino que abre una herida en su víctima utilizando sus uñas y derrama muchísima sangre, al contrario de los arlequines de Anne Rice.

En cuanto a la transmisión de información, en Drácula 1×2 es unidireccional y Drácula no solo conocerá a su víctima a través de la sangre, sino que aprenderá los conocimientos de su víctima, siendo este su modo de evolucionar. Sin embargo lo más interesante porque supone una auténtica aportación, quizá la única de la obra, al universo vampírico, es el hecho de que Drácula es capaz de hacer vivir a su víctima una fantasía completa mientras absorbe su sangre. Drácula diseña el universo y las cosas que van a ocurrir para que su víctima se sumerja plácidamente en él y sirva plácidamente de alimento a la bestia.De la vida y la muerte

El miedo a la cruz

Desde el primer episodio vemos que hay un gran interés argumental acerca de las debilidades de los vampiros; qué elementos del saber popular son reales y cuáles son simplemente mitos. Se hace mención persistente acerca de esto, por lo que se adivina que va a ser muy importante para el desenlace de la historia.

En este caso, en Drácula 1×2 es el propio vampiro quien habla acerca de su miedo a la cruz, después de que sea destapado el hecho de que en realidad no puede herirle. ¿Cuál es la fuerza entonces que hace que no pueda hacerle frente? Claramente se nos dice que es el miedo, pero ¿por qué iba a tener miedo el vampiro? Él mismo lo explica diciendo que tras siglos alimentándose de campesinos temerosos de Dios, sus miedos han pasado a formar parte de él, lo cual es inmediatamente rechazado por Agatha, aunque esa explicación fuera muy atractiva y supusiera una crítica velada a la política de la iglesia, que se ha basado en el temor en lugar de en el amor.De la vida y la muerte

Desconcierto

Drácula 1×2 es el desconcierto absoluto. Su comienzo con esa horrible pesadilla lo es en sí mismo “¡ha visto mi mano, capitán!” Es profundamente inquietante. Por otro lado hablábamos del beso vampírico y lo que argumentalmente la serie va a ser capaz de hacer con nuestra mente. Por último, esta pequeña serie de tres capítulos va a transformar el universo en el que se desarrolla la historia en cada uno de ellos, siendo cada vez más desconcertante la transformación, lo cual rompe la continuidad de la estética y el formato y aunque se corre el riesgo de echar a perder la atención del espectador, en cierto modo dota a la serie de una riqueza especial.De la vida y la muerte

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin