El libro del mal: Diez puñaladas

El libro del mal: Diez puñaladas

En Diez puñaladas, el libro del mal, descubrimos una misteriosa maldición que enfrenta al personaje de la novela a algunas de las más espantosas formas del mal de la tradición folklórica y literaria. Emprendemos este viaje a través de diez relatos de terror que se encuentran en el libro que el propio protagonista tiene en sus manos, sin sospechar que la lectura de dichas obras le va haciendo caer poco a poco en la maldición que este contiene.

En esta obra, como en El diablo de la botella, el mal está en el objeto. A diferencia de esta última obra, en Diez puñaladas, el libro del mal, el protagonista no sospecha de su naturaleza sobrenatural y lo lee con voracidad sin sospechar que está entregando su alma al mal. Así, el libro que lee el lector cuando abre Diez puñaladas, el libro del mal, es el mismo que lee el protagonista dentro de la propia obra, transfiriendo así, subrepticiamente, la maldición al lector en la vida real.

El libro del mal: Diez puñaladas

EL MISTERIO DE CHRIST CHRUSCH

El misteiro de Christ Chrush es el primer capítulo del libro del mal, de Diez puñaladas. Habla sobre los llamados ataúdes deslizantes de Barbados; un fenómeno que ocurrió en el cementerio de Christ Chrush, en el panteón de la familia Chase y que se repitió una vez tras otra hasta que el panteón fue sellado definitivamente. La sociedad de la pequeña colonia inglesa quedó aterrada al descubrir que cada vez que se abría el panteón para dar sepultura a un miembro de la familia fallecido, los ataúdes parecían haberse desplazado por sí solos desde la última vez.

Este hecho está considerado como uno de los Expedientes X mejor documentados de la historia, ya que fue un delegado de la corona inglesa, el honorable Nathan Lucas, quien organizó una investigación oficial con ayuda de las fuerzas vivas de la isla; la policía local y la armada, pues en ese momento había un campamento militar establecido. Como se narra en el libro del mal, en dicho proceso de investigación se cubrió el suelo con polvos de talco para detectar pisadas humanas y se selló la puerta para descubrir al posible culpable.

El libro del mal: Diez puñaladas

EL DESPERTAR

Poe fue sin duda un autor perplejo y subyugado por el fenómeno de la catalepsia, tema que se trata en este capítulo de Diez puñaladas, el libro del mal. Es un hecho probado la casuística que habla sobre enterramientos de personas en vida, que de pronto despiertan y no saben dónde están, y cuan terrible será el momento en que descubren la verdad.

La sociedad occidental quedó profundamente conmocionada al descubrir en diversas exhumaciones, que no eran pocos los casos en que el infeliz había arrancado sus uñas con desesperación, arañando el ataúd por dentro. Tal fue el caso que en Alemania, durante mucho tiempo, se depositaban los cadáveres en camillas y solo se enterraban después de que comenzara el proceso de descomposición.

El libro del mal: Diez puñaladas

EL PÁRAMO

En Diez puñaladas, el libro del mal, encontramos la clásica historia del extraño que sale a nuestro encuentro y provoca en nosotros un indefinible terror, pues no sabríamos precisar si aparentemente está muerto, o si aparentemente está vivo. Esta historia se desarrolla en los páramos despoblados del norte del Reino Unido, bajo un tiempo desapacible en que sólo apetece el calor del hogar, cuando alguien llama a la puerta…

El libro del mal: Diez puñaladas

EL DUENDE DE LA HORNILLA

Esta historia de Diez puñaladas, el libro del mal, está basada en el que se considera el primer expediente X español, ocurrido en la calle Gascón de Gotor, número 2, de Zaragoza; también conocido como el Duende de Zaragoza. Es este otro caso ampliamente documentado, dado que las autoridades locales hicieron una amplia investigación judicial en la que se llegó a sellar el edificio.

Este hecho fue muy popular en Zaragoza. La gente se agolpaba en la calle, esperando ver al duende a través de alguna ventana de la familia Grijalba. También adquirió dimensiones internacionales, con la publicación del suceso en el Times. Diez puñaladas, el libro del mal, nos cuenta este fenómeno, desde su origen hasta el desenlace, a través de la visión de un policía y de un periodista, que desde dos perspectivas diferentes nos descubren al detalle los sucesos de la calle Gascón de Gotor número 2.

El libro del mal: Diez puñaladas

EL ESPEJO

¿Qué ocurriría si al mirarte en el espejo no te reconocieras? Este es un relato existencialista bastante profundo. Habla de la infelicidad, la falta de realización, de la visión de la juventud como algo que se escurre entre los dedos, malgastada en empresas malogradas. El protagonista de esta historia debe enfrentarse a su propio reflejo en el espejo, pero en Diez puñaladas, el libro del mal, nada es lo que parece.

El libro del mal: Diez puñaladas

LA NIEBLA DE LAS ARDENAS

Segunda guerra mundial; los alemanes invaden Francia. Un punto estratégico es el paso de las Ardenas, un bucólico paraje transalpino que la escasa guarnición francesa, mal pertrechada deberá defender ante la poderosa e incipiente Alemania, con armamento superior más numeroso.

El espanto de la segunda guerra mundial queda perfectamente reflejado en la obra Perros, ¿queréis vivir eternamente?, de Fritz Woss, que describe de forma magistral el horror enloquecedor que sintieron los soldados cuando los pancer alemanes avanzaban directamente sobre sus trincheras y volvían una y otra vez, avanzando sobre decenas de cadáveres. Pero en esta historia hay un elemento añadido, una extraña niebla que describe el libro del mal, y que amenaza devorar todo lo que encuentra a su paso.

El libro del mal: Diez puñaladas

EL LIBERTADOR

Faltaba la historia sobre monstruos en el libro del mal, sobre lo inefable, que aparece en El libertador; una historia inspirada en otras como El signo amarillo, de Robert W Chambers u otras relacionadas con el círculo Lovecraft y sus obras de terror atávico y cósmico. En esta historia de Diez puñaladas, el libro del mal, un hombre abandonado se enfrenta a lo insólito en el espacio cerrado y asfixiante de una pequeña litera en un tren que recorre la pampa argentina.

El libro del mal: Diez puñaladas

EL VIAJE DE PIERRE LAVERGNE

En El viaje de Pierre Lavergne, de Diez puñaladas, el libro del mal, se aborda una de las temáticas sobrenaturales más populares; la capacidad de abandonar nuestro cuerpo en un viaje astral.

Dicen las crónicas sobre parapsicología, que el ser humano es capaz de abandonar su cuerpo con un entrenamiento adecuado. Entonces nos vemos desde el techo, tendidos en la cama, y por un instante no comprendemos, pero luego se describen situaciones tan maravillosas que casi deseamos adquirir esa capacidad; viajar a la velocidad del pensamiento, flotar en el aire, etc.

No pasa nada siempre que volvamos a tiempo y que no descuidemos nuestro cordón de plata; un misterioso cordón que une al alma con el cuerpo. Pero, ¿y si perdemos el cordón de plata?, ¿y si una sombra siniestra se inclina sobre nuestro cuerpo? Nuestro protagonista Pierre Lavergne emprenderá un viaje emocionante y aterrador que no te dejará indiferente.

El libro del mal: Diez puñaladas

LOCURA

En Diez puñaladas, el libro del mal, La realidad es algo relativo. Todos los hechos pueden ser interpretados igual que son interpretados los juegos de luz que ejerce el sol con los objetos y nuestro cerebro traduce en colores. Entonces, cualquier realidad puede ser cuestionada y cualquier fantasía puede ser proclamada como la verdad. La verdad es aquello en lo que creemos, o en lo que cree la mayoría, pero ¿qué hay sobre lo que cree un individuo y que contradice a las creencias populares?, ¿llamaremos a eso locura?, ¿quíén es el loco?, ¿quién decide lo que es verdad y lo que es mentira?

El libro del mal: Diez puñaladas

DIEZ PUÑALADAS

Finalmente el protagonista de esta obra; el lector imaginario que lee el mismo libro que nosotros y que va cayendo poco a poco en la maldición debe enfrentarse a su destino. El mal va tomando forma a su alrededor y adoptará la forma más horrible de todas con el fin  de incorporar su historia a la historia a la historia del libro del mal.

El libro del mal: Diez puñaladas

BREVE MUESTRA DE LA OBRA (Advertencia, antes del primer capítulo)

Lector, que ahora leas estas trémulas líneas es el peor augurio para tu pobre alma.

¿Acaso has encontrado este libro en una vieja estantería, cubierta de polvo, junto a otros, igualmente apolillados y arruinados, abandonados de las cálidas manos del editor? ¿Te atreverás a decir que no pagaste por él una bagatela a un huraño y sudoroso librero de antigüedades, cuyas manos temblaban ante el sonido del excitante tintineo? ¿Caminabas entre las estanterías, como haría un visitante de un cementerio entre olvidadas y frías lápidas, esperando hallar, quién sabe, una extraña y olvidada obra, que hiciera brillar de nuevo tus desencantados ojos, que desesperan de la calidad de las nuevas y lustrosas ediciones de lujo?

Lector, ¿acaso no creías ganada la partida a ese indolente editor, que arroja a la basura los manuscritos más exquisitos y adorna con magníficas ilustraciones el libro más mediocre? ¿Cuándo te separaste del camino marcado, de tu camino, para terminar comprando tus libros en una vieja tienda, de un oscuro callejón olvidado? ¿Ganaste la partida a las grandes y elegantes superficies de ventas, que no cuentan con un solo título por el que merezca la pena perder unas cuantas líneas? ¿No ves ahora tu triste figura, frecuentando callejones que sólo son visitados por ti y por los gatos? ¿No eres capaz de ver que te has convertido en alguien que da la espalda a la humanidad y que será burlado y vilipendiado en adelante, que no entenderás ni serás comprendido por nadie?

¿No es natural, en tal caso, que te alcance una maldición por ser tan obstinado, tratando de destruir el esquema establecido? Tú te inclinabas por el orden natural, ¿pero acaso no es éste irrisorio en comparación, puesto que has de hallarlo en los lugares olvidados por el hombre?

Lector, si estás leyendo estas líneas, es porque tienes este libro maldito en tus manos. No trates de arrojarlo al fuego, no te servirá de nada, pues cuantas veces lo destruyeras, éste volvería a ti, para seducirte con voluptuosas palabras y con vanas promesas de sabiduría y de dilucidación de los misterios que en él contiene. Te atraería de forma irresistible, hasta que, no sintiéndote capaz ya de volver a renunciar a él, acabarías deleitándote en su blasfema lectura.

Inevitablemente, sentirás cómo se densifica la atmósfera a tu alrededor, a medida que descubres que cuanto en él se cuenta es cierto y no ficción; el sudor recorrerá tu frente y convulsionarás en espasmos, cuando descubras que el olor acre que hasta ti llegaba no proviene de algún alimento en descomposición en la cocina, sino de la muerte, que viene en tu busca.

Puedo imaginar una sonrisa desdeñosa en tu bello y lozano rostro, limpio de las terribles arrugas y espantosas supuraciones que provoca el encuentro con el mal, resoluto y aterrador, que se esconde en estas páginas.

Si es así, si tu instinto de conservación es tan mermado y tan insignificante, que no has cerrado el libro con un estremecimiento, te insto a que lo arrojes lejos de ti y pongas tanta tierra entre él y tú como sea posible, que jamás hables de él a nadie, que lo olvides, y que retorne al lugar al que pertenece y de donde tú lo extrajiste.

¿Sigues adelante? Como quieras. Cada uno es libre de elegir su propio destino. Era mi deber advertirte. Pero no temas, ya está todo resuelto. Tu hasta ahora inescrutable destino se muestra ante mí con la misma facilidad con la que se abate al honor. Queda poco para la moraleja final, para que aborrezcas haber visitado las librerías a las que el mundo da la espalda.El libro del mal: Diez puñaladas

Si te ha gustado también te interesará:

El libro del mal: Diez puñaladas

 

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn