Bola de sebo es una pobre mujer acompañada de la gente equivocada; entrada en carnes y con pechos generosos representaba uno de los prototipos de belleza de finales del siglo XIX, pero se topará con gente indeseable que amparada por el dinero y el poderse creerán en derecho de decidir a su antojo el destino de la clase humilde.

Esta es una de esas obras con un sabor tan decimonónico y polvoriento que en una primera fase me provoca rechazo; con esas interminables descripciones contextuales en un estilo tan clásico, tan pulcro y tan de fórmula. Sin embargo cuando empieza propiamente la historia esta se vuelve muy interesante. No sé qué tienen las guerras napoleónicas y las consecuencias recientes que se extendieron hasta fines del siglo XIX que me apasionan. Quizá sea por culpa de Víctor Hugo, Tolstoi o Sthendal.

Argumento

Una diligencia ocupada por nobles, burgueses, demócratas, monjas y una joven y humilde carnicera: «Bola de sebo«, como parecen haberle tildado los ocupantes de la misma, se topará con un oficial alemán que cortará su paso y no accederá a que la diligencia prosiga su camino hasta que Bola de sebo acceda a mantener relaciones sexuales con él.

Bola de sebo narra cómo todos los demás ocupantes se creen en derecho de decidir sobre la libertad sexual y la prostitución de esa «ramera, que sin duda habrá ofrecido su cuerpo a innumerables hombres».

Todas las figuras que aparecen en la obra tienen un simbolismo muy importante; el burgués que no está dispuesto a demorarse y tener que pagar un rescate; el noble que la trata con paternalismo y trata de empujarla a los brazos del alemán aludiendo al bien común; el demócrata que trata a su vez de acostarse con ella y como no lo consigue no intercede por Bola de sebo pudiendo salvarla solo con unas palabras; por último las monjas, que no muestran la menor piedad por ella, ni si quiera para ofrecerle sus sobras como alimento, y no solo eso sino que, incómodas por estar allí retenidas la animan subrepticiamente a entregar su cuerpo por el bien de los necesitados a los que ellas van a socorrer en su destino.

Así Bola de sebo es toda una historia sobre una hipocresía social propia de la época que por otra parte es común al ser humano, aunque quiero pensar que como sociedad hemos mejorado.

De la vida y la muerte

Contexto a grandes rasgos

Se trata de una obra de denuncia social. En cierto modo todas las obras de la época lo fueron, no recuerdo ninguna que no lo fuera en algún sentido, en una época de profundo hastío y transformación en la que la clase noble, burguesa y clerical responderán por los grandes abusos que habían hecho sufrir desde lo que parece el principio de los tiempos a la clase humilde, la inmensa mayoría de la gente.

Esta fue la época en la que se respiraban aires de cambio que terminará con la industrialización y aunque estuviera llena de esperanza, lejos de resolver los problemas de la clase humilde los agravará hasta el extremo, aunque esa sería otra historia perteneciente al terreno de Dickens y sus contemporáneos.

Como decía, todas las obras, de un modo u otro eran una denuncia más o menos tibia, sin embargo Bola de sebo era una crítica abierta y declarada, como lo fue por ejemplo Tío Goriot, de Balzac.

De la vida y la muerte

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin