A simple vista podría decirse que Black summer  es una serie más de zombies sin nada interesante que aportar. En cierto modo es así, ya que realmente no aporta nada a la temática, sin embargo debe ser una serie destacada para los amantes del género, básicamente porque aunque sea más de lo mismo, esta serie al menos está bien hecha.

Argumento

Su estructura es idéntica a la de The walking dead; unos supervivientes que buscan la forma de vivir un día más, que tras plantearse una meta a alcanzar deben superar ciertas dificultades, es decir, que se enfrentan al dilema del fin del mundo de forma activa aunque ello supongo en muchos casos asumir riesgos desmedidos.

Black summer   comparte con la mencionada The walking dead el hecho de que los humanos son más peligrosos que los zombies, siendo estos una serie dificultad en la historia aunque no el objetivo principal. Sin embargo ambos universos no pueden ser compatibles porque por una parte la naturaleza de los zombies es distinta. Por ejemplo los zombies de Black summer  pueden correr, de hecho son muy rápidos y casi parecen más una especie de humanos enloquecidos y extremadamente violentos, más parecidos a los de “Soy leyenda” de 2007 que interpretaba Will Smith.

Por otro lado el carácter de los personajes está hasta cierto punto sublimado, resultando gran parte de las decisiones, las acciones y las reacciones poco realistas. En este sentido la serie estaría a mitad de camino entre la serie Z nation, que llega a una exageración ridícula y absolutamente inverosímil y la citada The walking dead. Ambos universos no son compatibles pero si guardan algunos parecidos que hará que si te gusta una probablemente te acabe gustando la otra.

No confíes en nadie

La primera temporada parece poner el acento en esta idea. El grupo importa poco, se analiza la necesidad de supervivencia desde un punto de vista individual, y aunque aparentemente existen héroes, estos al fin y al cabo son humanos y antepondrán su propia existencia a la del grupo, por lo que finalmente parece que Black summer  es una serie en la que se crea cierta paranoia en la mente del espectador, que no sabe en qué momento cuál de los personajes podría romper los esquemas para realizar una acción que no nos dejará nada satisfechos.

Es por ello que se produce una especie de desafección o desapego con los personajes principales, pues finalmente estamos viendo una historia en la que nos interesa qué sucederá después pero cada vez vamos a sufrir algo menos por la mayoría de supervivientes.

Cierta mala calidad

Aunque la considero una buena serie y si se publica la segunda temporada la veré y la comentaré, es cierto que acusa ciertas malas prácticas o cierto mal cuidado de los detalles, como lo que mencionaba al comienzo del artículo sobre la sublimación del carácter, lo cual es en mi opinión un claro error de guión, aunque ni por asomo alcanza el extremo de ridiculez de Z nation, que ni aún con todas mis fuerzas fui capaz de superar el segunda capítulo.

En cuanto a los detalles poco cuidados también a nivel de guión, es especialmente absurdo el comportamiento de todos los personajes que aparecen en la base militar, incluyendo el de los personajes principales y su absurdo plan, aunque hay algo aún peor, que es lo que ocurre después. Vale que estamos en Estados Unidos, pero que cientos de civiles avancen por una ciudad con armas automáticas abriendo fuego como en el desembarco de Normandía, es tan efectista como visiblemente ridículo.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin