Paranormal activity Dimensión fantasma puede ser considerada la última película de la saga, ya que hasta el momento no existe otra que continúe con la historia, aunque más tarde se estrenara “Los marcados” que más bien es un spin off. Aunque este spin off fuera decepcionante desde varios puntos de vista, Dimensión fantasma es un gran título de terror, quizá la mejor de la saga, que culmina perfectamente toda la historia.

Aportaciones a la saga

La saga se caracteriza por realizar aportaciones al género de terror con cada título basadas siempre en la cámara de video. En este caso los personajes van a encontrar en una cámara diferente que no capta la realidad sino que parece mostrar elementos pertenecientes a otra dimensión. Veremos cómo la cámara ha sido extrañamente manipulada  dando la sensación de tratarse de algún misterioso invento abandonado. Gracias a esta cámara veremos por primera vez al demonio, al que siguen llamando Tobi.

Por otro lado la familia sobre la que trata este título va a encontrar una caja con todas las cintas grabadas hasta la fecha sobre el misterio, es decir, lo que hemos visto en las cuatro primeras entregas. Veremos cómo, existirá una extraña interacción entre los sucesos de los videos y el presente narrado en Dimensión fantasma.

Elementos recurrentes de la saga

Uno de los elementos que más o menos se ha convertido en habitual es una simbólica invocación del diablo a través del juego de “Bloody Mary”, según el cual, si se colocan frente a un espejo a oscuras y pronuncian ese nombre tres veces aparecerá un espíritu malvado que les desangrará. Este elemento parece precursor de los sucesos que ocurrirán después, no porque sea la causa pero sí una forma de crear cierto clima y de preparar al espectador y a los personajes, de mantenerlos en el estado de tensión que Dimensión fantasma necesita para que saltes de la silla en el momento oportuno.

Como ocurre a lo largo de la saga veremos cómo después de una manifestación demoníaca, las lámparas que cuelgan del techo se mueven solas, lo cual parece conectar con algún punto de la psique humana, una especie de terror universal, como el que se produce al ver un columpio que se mueve solo o una mecedora que se mueve sola, efecto que ya fue ampliamente explotado en el cine de terror de los años ochenta.

Otro elemento recurrente importante de Dimensión fantasma es la afirmación de que el demonio se alimenta del miedo, por lo que la única forma de anularlo es ignorándolo, apagando así el miedo que sentimos y por lo tanto la energía que lo alimenta, sin embargo, prácticas como el juego de Bloody Mary o la actitud desafiante de Micah en la primera cinta, darían al demonio la energía necesaria para empezar a actuar e ir sumando terror y energía en una especie de efecto de bola de nieve.

Conclusión

Dimensión fantasma es una auténtica obra de terror. Es difícil afirmar que es la mejor entrega de la saga porque las anteriores hicieron grandes aportaciones al género del terror, sobre todo la primera. Sin embargo esta última entrega se sirve de todo lo que se ha construido anteriormente y rompe moldes. No se trata solo de una película de sustos, sino de un título muy completo, con muchísimos elementos incorporados que funcionan a la perfección y generan una inquietud real que va más allá del susto.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin