American horror story 2 es hasta el momento mi temporada favorita dentro de la serie porque pone en juego muchos elementos de la literatura gótica tradicional que me parecen fascinantes. Me refiero al sanatorio, la tiranía del clero, la figura de Lucifer, la locura, la oscuridad del formato y la victimización de un personaje que es arrastrado a sufrir un tormento que no merece.

Argumento

Lana Winters, una de las protagonistas de esta historia, se acerca a Briarcliff Manor para entrevistar a Cara sangrienta, el asesino de moda que tiene atemorizada a la sociedad. Para ello tendrá que engañar a la hermana Jude con el falso pretexto de escribir un artículo sobre la forma en que dirige la institución. Quizá el mayor error de su vida haya sido desafiarla y subestimar la maldad de la que este personaje es capaz. Como ocurre en la novela Melmoth el errabundo de Charles Robert Maturin, en la que un inocente es encerrado sin esperarlo en un psiquiátrico desquiciante, Lana será capturada y encerrada en Briarcliff como una enferma más.

Por otro lado, Kit Walker, el otro protagonista de la historia, mantiene una relación con una mujer negra en los Estados Unidos de los años 50 con todo lo que ello implica; la pareja es acosada, ella vive prácticamente recluida en casa hasta que él es detenido por el asesinato de ella e identificado como Cara sangrienta. Tras ello será encerrado también injustamente en Briarcliff.

La hermana Jude

Sin embargo Jessica Lange como la hermana Jude con el enorme carisma que la caracteriza termina convirtiéndose, si no en protagonista, al menos sí en el personaje con la mayor carga emotiva y en el que finalmente marcará profundamente al espectador. Además Jude recorrerá uno de los caminos de transformación más completos que se hayan descrito nunca.

Ella es quien emprende el llamado camino del héroe. Comienza la historia siendo una ex alcohólica refugiada en el convento; una mujer con mucho poder que gobierna a los pacientes de la institución con arbitrariedad y con injustificada crueldad. Poor si fuera poco está enamorada de Monseñor Timothy Howard y se pone lencería roja antes de encontrarse con él, como jugando con lo prohibido y fantaseando con satisfacer una especie de lujuria inconsciente y enterrada en la profundidad de su inconsciente.

La redención

El camino del héroe o el camino del antihéroe. Se trata en realidad de una conversión espectacular. Lo que hace American horror story 2 con el espectador es increíble, ya que consigue que odie al personaje con todas sus fuerzas al comienzo de la historia aunque todo ese odio se va a transformar en piedad y amor hacia la pobre Jude.

La serie en general cree en la redención. No importa la maldad de la que sea responsable cualquier personaje, si debe sufrir una transformación se hará borrón y cuenta nueva sin que deba mediar un castigo ni un juicio moral. De esta forma un personaje que por ejemplo sea responsable de innumerables muertes será retratado después con la inocencia de un niño si sufre una transformación como la de Jude; es decir, la transformación de un personaje implica en American horror story 2 y en la serie en general la propia redención.

En este caso, Jude va a sufrir el mismo daño que provocó a Lana, aunque de una manera más cruel y más prolongada en el tiempo. Esto la destruirá por dentro y de esa ruina se irá reconstruyendo de nuevo una nueva y hermosa Jude, como una rosa que crece entre los escombros. Es esta la Jude que va a enamorar al espectador y que va a inspirar tanta ternura que el mismo espectador la redimirá, de manera que el perdón que la serie otorga al personaje lo traslada de forma impecable al espectador. Nos invitan a perdonarla, nos la muestran como un pobre pajarillo y nosotros nos enamoramos de ella, pero ¿cómo no hacerlo? Al fin y al cabo se trata de Jessica Lange.

Ciencia contra superstición

Se abre este debate de forma muy interesante en el primer episodio de American horror story 2, entre el Dr. Oliver Thredson y la hermana Jude. Es curioso que Oliver llegue al sanatorio para evaluar a Cara sangrienta y vaya a quejarse a Jude acerca de los medios que emplea con los pacientes y las supersticiones religiosas en las que se basa la hermana para llevar a cabo tratamientos inhumanos, en el momento preciso en que llega un niño auténticamente endemoniado que hará plantearse a Thredson su fe en la ciencia.

Lucifer

El demonio parece ser una constante en la serie en general. En la primera temporada aparecía como el anticristo en el seno de Vivien, embarazada por un fantasma; es decir, lo contrario del advenimiento de Cristo, que fue engendrado por una mujer virgen y un espíritu sagrado.

En American horror story 2 aparece el mismo Lucifer en forma de posesión demoníaca, primero del niño mencionado anteriormente y después de la dulce hermana Mary que realizará un viaje inverso al de Jude, aunque el suyo adquirirá una velocidad fulgurante, pasando a ser el demonio encarnado en ella, manipulador y buscando el medio de que los acontecimientos se desarrollen de la peor forma posible para todos, aparentemente sin más finalidad que la de divertirse o jugar con los pobres mortales.

El nacismo

American horror story 2 es un revuelto de muchísimos conceptos, tantos que a medida que la trama se desarrolla, provoca cierto vértigo y cierta incredulidad “venga, esto ya es de broma”. En este caso se presenta el Dr. Arthur Arden, un antiguo nazi responsable de cientos de experimentos crueles en los campos de concentración con mujeres y niños, que en el momento de American horror story 2 investiga en Briarcliff la fórmula de la vida eterna. Para ello se servirá cruelmente de los pacientes y los torturará hasta convertirlos prácticamente en zombies.

Por si fuera poco aparece también Ana Frank, que es internada y que reconoce a este monstruo, poniendo en alerta a Jude que por fin tendrá un argumento en contra del hombre que está compitiendo con ella para tomar el control de la institución.

Terapias y torturas

Las terapias que veremos en American horror story 2 básicamente persiguen la reprogramación cerebral. Se mostrarán como la última innovación en la psicología moderna los estudios del comportamiento operante de Watson y Skinner, aunque en realidad en esa época la psicología acababa de nacer y los estudios de estos autores más que modernos, han supuesto la base más mecánica de lo que se conoce de la psique humana.

Dichos estudios explican la reprogramación aunque de un modo bastante retrogrado y manipulador de la conducta y hasta cierto punto cruel. Se cuenta la historia del pobre Albert, un bebé al que se le enseñaba un ratón y cuando se acercaba a él golpeaban un tambor de forma que se asustaba. Después se le mostraban otros diversos objetos con la misma acción y el mismo resultado hasta que su madre, alertada por su comportamiento le retiró del experimento y se lo llevó a casa lleno de traumas y miedos.

Volviendo a la serie, esta  es la terapia a la que Oliver tratará de implementar sobre Lana, llamada terapia de versión. Sin embargo las terapias utilizadas en el centro hasta la llegada de Oliver no tendrán ningún fundamento científico y si estas de Watson y Skinner eran brutales, las de Jude son sencillamente inhumanas. Me refiero al electroshock, los baños calientes, latigazos e incluso la lobotomía.

El lobotomobile

La lobotomía consiste en la introducción de un objeto punzante en el lóbulo frontal del cerebro para cortar determinadas conexiones cerebrales y conseguir con ello alterar el comportamiento del individuo. Se trata de provocar suficientes daños cerebrales para que este cambio sea real.

En los años 50, momento en que se desarrolla American horror story 2 el infame Walter Freeman la popularizó recorriendo Estados Unidos con una furgoneta a la que llamó Lobotomobile, practicando más de 3.500 lobotomías entre gente inculta e indefensa que llevaban a sus hijos o a otros familiares para curar un mal de amores, un ensimismamiento, y provocando con ello poco menos que una muerte cerebral y en muchos casos una muerte real del individuo por la infección que provocaba el famoso picahielo de Freeman introducido en el cerebro.

Los extraterrestres

Por si faltaban más argumentos para la locura llegan unos extraterrestres que aunque nunca aparecerán en escena y durante gran parte de la obra intuyamos que son solo un mito, influirán en determinadas circunstancias fundamentales y darán un sentido profundo e inesperado a la historia y sobre todo al viaje que recorre Kit Walker en la historia.

La prima oscura

Y si aún faltaba más aparece otro personaje cuya naturaleza da otro vuelco al universo creado en American horror story 2. Se trata de una especie de ángel negro encargado de llevarse las almas de quienes van a morir.

Como es frecuente en una obra de este estilo, el espectador vincula la existencia del diablo y de los ángeles a Dios, sin embargo en esta serie, en todo momento tratan de dejar a Dios aparte, como ocurre por ejemplo en la película El séptimo sello, sobre la que escribí hace algún tiempo. En esta película, el protagonista pregunta angustiado a la muerte, que ha venido a buscarle si Dios existe y esta responde “de eso nada se” haciéndole sumirse en una honda desesperación.

En American horror story 2 ocurre algo similar. El diablo puede existir independientemente de Dios y el ángel negro llamado Prima oscura nada sabe acerca de Dios; simplemente se limita a hacer su papel, lo cual empuja a los personajes que se plantean preguntas trascendentales al borde de la desesperación.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin