American horror story 1 fue una revelación sorprendente; el paradigma de mi serie de terror perfecta; elementos sobrenaturales, humor negro, un mensaje profundo detrás de lo macabro, montones de tramas y personajes que proliferan sin parar, incluso cuando crees que ya no es posible liar más la trama y una puesta en escena magistral gracias al estilo, la fotografía y la música.

Argumento

American horror story 1 comienza de una forma macabra y bastante inquietante, con esos gemelos pelirrojos entrando en la llamada casa del crimen; dos niñatos odiosos a los que como espectadores estamos deseando que les ocurra algo horrible, y es que así juega esta serie en la que habrá decenas de muertes, algunas de ellas terribles y muchas de ellas deseadas. La serie juega con la moral del espectador y desde muchos puntos de vista critica el estilo de vida estadounidense y muestra las vergüenzas de una moderna y hasta cierto punto de vista sociedad enferma.

La serie arranca con lo que será una constante a partir de ahora; me refiero a iniciar ciertos capítulos con hechos macabros del pasado que van a tener reminiscencia en el presente. De este modo la serie cuenta con un recurso argumental muy poderoso, pues introduce elementos nuevos a la fórmula abriendo la historia y haciéndola más compleja cuando ya parecía que conocíamos a todos los personajes y todas las tramas.

Por ejemplo, en el capítulo segundo vamos a descubrir la historia de unas enfermeras que fueron cruelmente asesinadas en los años 50 en la mansión en la que transcurre la primera temporada. Esto va a tener dos consecuencias importantes; la primera es que en el presente unos salvajes van a asaltar la casa para recrear los crímenes, y la segunda es que los espíritus de las enfermeras de alguna manera permanecen en la casa.

American horror story 1 es la historia sobre una casa encantada que es el centro de toda la actividad y que poco a poco va eclipsando a todos los protagonistas hasta convertirse en el elemento central de la serie.

Las relaciones familiares

En American horror story 1 la historia principal se centra en los Harmon. Por una parte vamos a ver cómo se desarrollan sus relaciones familiares, mostrándonos al comienzo una familia media americana convencional, aunque a medida que avancemos en la historia veremos cómo esta familia está rota. Está rota la relación entre la pareja y también lo está la de Violet (la hija) con sus padres. Con todo esto American horror story 1 dará la vuelta a la tortilla para hacernos ver que a pesar de todo esta sí es la familia media americana convencional, con todos sus defectos al descubierto.

De esta manera vemos cómo American horror story 1 nos muestra una familia deprimente americana que a simple vista lo tiene todo, pero que sin embargo se está derrumbando. Ben persiguiendo el amor de su mujer y tratando de culminarlo sexualmente mientras ella, apática y triste le elude una y otra vez y la pobre Violet, olvidada por ambos se debate en una nueva realidad que no desea; se siente profundamente desdichada y se convierte en un personaje nostálgico y dramático que intenta suicidarse una y otra vez, como pidiendo socorro a unos padres que prácticamente ignoran su existencia, preocupados únicamente por sus propios problemas.

Esta es la relación familiar americana que la serie nos muestra. Cada miembro de la familia se encuentra demasiado inmerso en sus problemas y en sus propios sentimientos como para hacerse conscientes de las necesidades del resto; una relación en la que el amor parece desvirtuarse y en la que todos parecen volverse más individualistas. Esta es la atomización familiar que no solo afecta a Estados Unidos, sino en mi opinión a todo el mundo occidental en general.

Ben Harmon y Vivien

Por otra parte el doctor Ben Harmon es otro personaje desdichado. Trata de alcanzar a Vivien, su mujer, pero no puede porque parece estar en la montaña más alta. Parece envolverla un frío dolor y, aunque sin querer, muestra su desprecio a Ben cada vez que intenta acercarse a ella. Vivien a su vez también es profundamente infeliz porque su marido fue infiel tras sufrir un aborto, por lo que se siente traicionada en el momento de su vida en el que más necesitaba su cariño.

Crisis de la adolescencia

La primera temporada refleja en general la infelicidad generalizada de los adolescentes de clase media que lo tienen todo, no tienen verdaderas metas y sufren abandono emocional por parte de sus padres. No tienen referentes reales en la vida y a menudo terminan realizando acciones muy extremas para sentir algo, pues la vida les aburre y les desagrada.

Se ha creado una microsociedad dentro de la sociedad real, compuesta por estos jóvenes sin gobierno que viven bajo sus propias normas, que van al instituto y viven en general una vida de adultos en cuanto a la libertad de acción y se nos va a mostrar el peligro y la degeneración de todo esto, reflejado, por ejemplo, en estos adolescentes que intentarán recrear los crímenes de las enfermeras.

La crisis de Violet

Como decía, Violet es una niña triste, apática y aburrida con tendencias autodestructivas que busca desesperadamente llamar la atención de sus padres para los que siente que no existe. Se mutila y castiga practicando cortes en sus muñecas, no para suicidarse, sino quizá como una señal de su desdicha, una manera de manifestarla y regodearse en su tristeza y en la sensación de que sus problemas, al igual que las marcas de sus muñecas son invisibles para sus padres.

La falsa popularidad

En American horror story 1 veremos otra de las tónicas de la serie en general muy bien representada por una compañera de Violet, la clásica rubita popular que atrae la atención de todos a pesar de su discurso vacío. Me refiero a la frase en la que afirma que un chico esnifó cocaína de sus pezones y que los tuvo tres horas dormidos. Esto contrasta con la exagerada violencia con la que arremete contra Violet por fumar un cigarro, amenazándola y exigiéndole que se tragara la colilla porque el tabaco provoca cáncer. Hablamos de la hipocresía americana propia en realidad de la sociedad actual. Pronto vamos a ver a este personaje completamente arruinado. Su luz insultante y exuberante se ha apagado, ahora oculta su rostro con un sombrero y unas gafas de sol y fuma.

El tabaco es el elemento que representa más claramente su caída y la destrucción del personaje, o al menos de su personalidad inicial. Este podría haberse convertido en un personaje interesante debido a su violenta transformación y aunque American horror story 1 es un árbol con muchas ramas, en este caso no se abrirá una trama nueva para ella, sino que se nos muestra su caída en desgracia como para que disfrutemos de ella.

La crisis familiar

La instrumentalización del ser humano

American horror story 1 no solo habla sobre lo siniestro, sino que es muy pesimista en todo lo que tiene que ver con las relaciones humanas. En este caso no se está mostrando el amor entre los personajes como algo elevado, sino como una especie de relación comercial o alianza que se puede romper en el momento en que uno de los dos sienta que no está recibiendo del otro lo que necesita.

La angustia de Vilolet se extiende de algún modo sobre todos los personajes de la obra. El drama de ella es que no se siente realmente amada, incluso abandonada en algunas situaciones y esto la hace vivir desdichada y buscar casi de una forma romántica la muerte. Sin embargo todos los personajes a su manera se sienten así, no hay un amor real para ninguno de ellos, solo transacciones, obligaciones y un egocentrismo absoluto que deja a los demás inevitablemente fuera.

La atomización familiar

El caso más triste de este abandono humano se da en los hijos de Constance Langdon, la vecina. Uno de ellos, Tate, del que hablaremos más tarde, es aparentemente normal, mientras que los otros viven un auténtico drama; uno de ellos, encadenado por su deformidad y excluido para siempre de la familia y de la vida, un error con el que Constance no quiere volver a encontrarse. La otra, la niña rara con síndrome de down que aparece en la primera escena de la serie es el caso más triste de todos. Abandonada también por su madre pero desde otro punto de vista, cree que si fuera guapa el resto de personas la aceptaría convirtiéndose esto en su mayor deseo.

American horror story 1 es por tanto una serie en la que se nuestra tras una máscara refinada y formidable de terror, un medio a través del cual se nos habla sobre la atomización de la familia y la instrumentalización del ser humano. Se desprende una grandísima tristeza y desamparo en todos los personajes y en la ambientación general de la obra, predominando la sensación de que no habrá salvación ni consuelo para nadie.

El sexo

En American horror story 1 el sexo va a ser muy importante porque encierra mucho simbolismo y porque nos habla de otra característica perniciosa del mundo occidental. Me refiero a la instrumentalización del ser humano, según la cual tratamos a las demás personas como objetos que sirven a nuestra satisfacción en lugar de que la relación sexual fuera una manifestación suprema del amor que se profesa la pareja.

Por una parte tenemos al mencionado Ben Harmon al que su pareja impide el alcance del sexo como castigo por su infidelidad. Él está desesperado por volver a mantener relaciones sexuales; es la manera en que volverá a sentirse amada y dará por culminados sus problemas. Ben es un personaje atormentado al que en ocasiones veremos masturbarse para aplacar su deseo, veremos su mirada libidinosa  y adivinaremos un inmenso deseo tras ella. Sin embargo este personaje va a madurar mucho a lo largo de la serie. Dominar su instinto sexual desde la difícil posición del celibato parece que será la clave de la virtud para él. Gracias a ello sufriría una transformación definitiva que hará que por primera vez pueda mirar a su mujer y a su hija haciéndole volver a la tierra y ver las cosas como realmente son.

Por otro lado tenemos a Moira O’Hara, otro personaje obsesionado por el sexo para el que este será todo su universo. Ella misma se instrumentaliza, convirtiéndose voluntariamente en un poderoso objeto de deseo para el hombre al que quiere destruir. Representa lo prohibido y el mayor peligro para un hombre; es la perdición porque caer en sus redes le dará el poder para poder acabar con él. Sin embargo ella no tiene elección, se encuentra atrapada en este universo carnal a causa de su trágico pasado.

Halloween

American horror story 1 nos va a descubrir una de las ideas clásicas de la serie: Halloween y la creencia de que los muertos pueden caminar realmente a sus anchas durante toda la noche. Este será el momento en que los espíritus de la casa podrán recorrer la ciudad y en la que otras almas atormentadas entrarán en juego. Como veremos más adelante esta es una de las ideas generales de la serie en todas sus temporadas, por lo que da la sensación de que las temporadas aunque estén desconectadas entre sí forman parte de un universo amplio.

La maldición

American horror story 1 me llevó inevitablemente a plantearme si el hecho de morir dentro de la mansión supone una maldición o una auténtica suerte. Esto depende de si finalmente Dios existe o no. No se plantean estas dudas en la serie, no es esa su función, pero creo que el espectador se lo plantea. Por ejemplo, en “el séptimo sello” la duda acerca de la existencia de Dios obsesiona y perturba a los personajes, pero aquí no y no parece importante, pero si nos fijamos en el detalle de que una persona es asesinada y al momento siguiente vuelve bajo esa especie de maldición plantea que no hay nada más que la oscuridad eterna como alternativa ellos no han visto nada ni se ha mostrado ni sugerido que pueda haber nada hermoso y trascendental tras la muerte.

Sin embargo veremos cómo en la serie aparece casi como una constante la figura del diablo, que no implica necesariamente a Dios ni al paraíso en la ecuación pues puede que hablemos sencillamente de un universo perverso que nos engulle, la cual es una naturaleza acorde a lo que vemos en la serie.

Valoración

American horror story 1 da comienzo a una serie que me parece magistral. El estilo, la fotografía, la música, el refinamiento y el cuidado de cada elemento que la componen son los acompañantes perfectos para un argumento extremadamente rico cuyo nudo se va complicando a medida que entran nuevos personajes y subtramas casi hasta el último suspiro. Por fin todas las subtramas quedarán perfectamente zanjadas y el espectador profundamente satisfecho.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin